Uso de Cookies

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies.

Pulse la X para dejar de visualizar este mensaje.

Vamos a jugar con plastilinas

person Publicado por: Juguetoon Bahia list En: Juguetes para todos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 128

La plastilina es un recurso muy usado para jugar con los niños y ayudar a desarrollar sus habilidades motrices.

La plastilina es un juego que se puede empezar a usar en edades tempranas, desde los doce meses hasta los 5 años aproximadamente. En el momento que el niño sea capaz de coger con sus manos las plastilinas, ya puede empezar a adquirir esos beneficios que este juego aporta.

El manipular y jugar con plastilina es beneficioso en varios ámbitos que paso a enumerar.

-          El primero de todo es el divertimento. Todo lo que sea jugar resulta divertido para los niños. El tocar nuevas texturas con sus manos y ser capaces de modelar la plastilina se convierte en un juego llamativo para ellos.

-          Desarrollo de la motricidad fina. La plastilina, al ser moldeable consigue que se desarrolle de forma favorable agilidad, fuerza y destreza en los dedos y manos. Esto le ayudará en un futuro para cuando se inicien con la escritura, la forma de coger el lápiz, dotándoles de habilidades que le facilitan este aprendizaje.

-          Creatividad. El desarrollar objetos que imaginan en sus mentes en la plastilina es la mejor terapia para desarrollar imaginación y creatividad de los niños.

-          Aprender los colores. El juego con plastilinas es un buen ejercicio para aprender los colores y conocer que las mezclas de dos colores producen otro color diferente.

-          Diferenciar proporciones. Este tipo de juegos es un buen método para aprender proporciones y les resulta más fácil de aprender a los más pequeños.

-          Concentración. Al ser un juego de creación, se mantienen más tiempo centrados en lo que están haciendo y esto les proporciona mayor concentración.

-          Relajación. Para niños nerviosos, jugar con plastilina los apacigua y los relaja, por lo que en muchos colegios lo usan como método de relajación.

-          Desarrollo de personalidad. A través de la plastilina los niños recrean sus gustos propios por las cosas y esto les ayuda a desarrollar su personalidad.

-          Desarrollo de la autoestima. Los niños cuando juegan con plastilina hacen sus propias creaciones y el ver que son capaces de hacerlo y el ver valorado su trabajo con nuestro reconocimiento diciendo lo bonito que le ha quedado, les resulta gratificante y ayuda a aumentar su autoestima.

Como hemos dicho con anterioridad, se puede jugar con plastilina desde edades tempranas, pero es muy importante que este juego, sobre todo en niños menores de tres años, esté supervisado por algún adulto ya que a estas edades tienden a meterse todo en la boca y puede resultar perjudicial para ellos.

Cuando compramos plastilinas como juguete, debemos tener en cuenta que plastilina compramos para que no sean tóxicas. Las hay fabricadas con productos naturales que pueden ser ingeridas por niños y no producir ningún tipo de problema, ya que han sido creadas para esto y dar seguridad a los padres. Pero aun así es muy importante la supervisión de un adulto en este tipo de juegos.

A la hora de jugar, la plastilina da muchas posibilidades. Lo más sencillo para los niños es hacer “churritos” de plastilina, girando sobre una superficie dura con las manos. A los niños les divierte mucho hacer el “churrito” más largo.

También podemos jugar con los pequeños de la casa a hacer figuritas de plastilina. Los animales son los más demandados y con un poco de imaginación o siguiendo manuales podemos realizar figuritas de plastilinas ideales para que los niños luego jueguen con ellas. Elefantes, jirafas, gusanos, mariquitas,… un montón de creaciones, fáciles de hacer por ellos.

La marca Play-Dooh es la más conocida en el mundo de las plastilinas. Tiene un abanico muy amplio de juegos de plastilina con lo que divertir a los peques y botes de plastilinas de colores, no tóxicas y con textura blanda que resulta muy fácil de modelar por los niños de menor edad. Pero en Juguetoon Bahía disponemos también de una marca propia de productos de plastilina con una relación calidad precio muy competente y elaborada con materiales no tóxicos y seguros para los niños.

Los juegos de plastilina más demandado en los últimos tiempos de nuestra marca propia son todos los relacionados con el mundo de la cocina. A los niños les gusta cocinar su propia comida con la que jugar y el set de “Cocina diver”, “Mi maletín barbacoa”, “Hago mi pasta” y “Mi repostería” son los más exitosos de nuestro catálogo. Jugar a cocinar, ir de barbacoa o para los más golosos, hacer sus propios postres, es un lujo que con este tipo de juegos de plastilina se lo pueden permitir y pasar un buen rato de entretenimiento en casa.

Los sets vienen compuestos por utensilios para trabajar la plastilina, moldes con forma de comida y botes de plastilinas de diferentes colores para que la creación de los platos sea lo más real posible. La imaginación y la habilidad del niño con este juego le darán el toque final al plato.

Los juegos de plastilinas relacionados con peluquerías también gusta mucho más entre el mundo de las niñas. Para esto tenemos “Mi peluquería”, otro set de plastilina con figuras a las que le crece el pelo de plastilina y hay que peinarlo y cortarlo según quieras.

Como ves, las posibilidades son muchas y con ganas de jugar y dejar volar la imaginación, podemos conseguir que nuestros hijos pasen un rato realmente divertido jugando en familia y fomentando muchas habilidades que le van a hacer bien para un futuro próximo.