Uso de Cookies

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies.

Pulse la X para dejar de visualizar este mensaje.

La importancia de jugar con los hijos

person Publicado por: Juguetoon Bahia list En: Juguetes para todos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 148

En los tiempos que corren encontrar un rato para jugar con los hijos supone un contratiempo, ya que nuestro día a día es  una carrera, donde cada actividad está planeada con un tiempo determinado. Nos levantamos temprano, desayunamos, vamos al trabajo, recogemos a los niños de colegio, los llevamos a las actividades extra escolares, volvemos a casa, recogemos, preparamos las cosas para el día siguiente, ducha, cena y a dormir. Y ¿dónde queda ese tiempo dedicado a nuestros hijos?. Ellos necesitan que le dediquemos al menos una hora al día donde compartir, jugar y aprender. Y nosotros, los adultos, también necesitamos de ese tiempo con ellos.

Jugar es una de las actividades de nuestros hijos considerada como fundamental. El juego además de entretener y divertir aporta en el niño un desarrollo de habilidades físicas, psíquicas y sociales. Por lo que no debemos darle al juego un papel secundario.

EL juego en familia es beneficioso por distintos aspectos:

-          Establece una unión más estrecha entre miembros de la familia.

-          Crea hábitos positivos en los niños.

-          Ayuda en el desarrollo del vocabulario.

-          Aprenden a respetar normas y turnos.

-          Desarrolla el pensamiento lógico y deductivo.

-          Fomenta la imaginación.

-          Favorece el desarrollo de la motricidad del niño.

Por todo esto debemos considerar como una “obligación” jugar con nuestros hijos.

Todos los beneficios que el juego puede aportar a los niños se multiplican si se juega en familia, con seres de apego. Los padres que juegan con sus hijos, los convierten en niños más felices.

¿Cómo jugar con nuestros hijos?

Hoy en día, las tecnologías han fomentado un tipo de juego en solitario donde no hay participación de varias personas dentro de un mismo juego. Este tipo de juegos están bien para un ratito, pero no para que se convierta en el único juego del niño. Debemos buscar actividades donde compartir juegos con la participación de varios jugadores.

Para ello debemos intentar cumplir con una serie de premisas:                                                              

-          Buscar juegos atractivos para el niño. Es importante que el juego al que vayamos a jugar sea del gusto del niño, si no no se mostrará participativo y perderá el interés por jugar.

-          Debe ser un juego adatado a la edad del niño. Juegos demasiados complicados o con demasiadas normas pueden resultar excesivos para su capacidad y no llegaran a entender nunca bien en que consiste.

-          Debes adaptarte al nivel del niño, por lo que las reglas y el mundo de imaginación lo ponen ello.

-          Que todos los juegos sean colectivos. Si buscais un juego individual, que uno juegue y otro mire no sirve para nada. Lo importante es jugar entre todos, por lo que debemos dejar apartados los juegos tecnológicos.

-          La competición para resultar el ganador es algo que debemos dejar un poco de lado. La diferencia de nivel entre padres e hijos es evidente por lo que competir se convierte en un hándicap a la hora de jugar y divertirse. Debe primar pasar un rato divertido en compañía por lo que la competición es mejor dejarla para otro momento.

-          Es mejor jugar al aire libre, por lo que los juguetes usados al aire libre tipo, palas, balones para jugar a encestar en una canasta, o meter goles en una portería, estarían bien. Las bicicletas en familia se puede considerar un juego saludable al aire libre, porque además de reunir a la familia para pasear fomentamos un hábito de vida muy saludable que es el hacer deporte.

-          Dedicar el tiempo de juego al juego única y exclusivamente. Si hemos dejado una hora del día para jugar con nuestros hijos, es para eso. De nada sirve que ese rato de juego se vea interrumpido por llamadas telefónicas, por consultar una cosa un momento por el ordenador, o simplemente por tener la cabeza en otro sitio. Hay que relajarse y disfrutar del tiempo jugando en familia.

-          Intentar buscar juegos donde se desarrolle la expresión de sentimientos. Los juegos de desarrollo de inteligencia emocional son importantes.

-           Fomentar el desarrollo de lazos familiares. El juego es la mejor forma de conseguirlo. El niño en su vida normal, la única forma que tiene de sentirse “jefe” y poder dar órdenes es en el ámbito del juego. Y esto les resulta muy reconfortante y les dá seguridad sobre ellos mismos. Por lo que durante el juego es necesario que desarrollen esta sensación con sus padres.

Si miramos atrás en el tiempo y pensamos en los momentos más felices de nuestra infancia seguro que aparecen en nuestra mente esos momentos de juegos en familia. Los juegos de mesa todos reunidos, o creando una cueva en la casa, o haciendo manualidades. Nos saca una sonrisa y una sensación de infancia feliz.

Para que nuestros hijos en un futuro tengan esa misma sensación es importante hacerles sentir lo mismo y es fácil de conseguir. Así que busquemos ese momento del día para fortalecer esos lazos familiares y dejar en el recuerdo de nuestros pequeños una infancia feliz.