Uso de Cookies

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies.

Pulse la X para dejar de visualizar este mensaje.

Juguetes que ayudan a estimular el habla

person Publicado por: Juguetoon Bahia list En: Juguetes para todos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 47

El nacimiento de un bebé hace que aparezca en la familia nuevas preocupaciones por cosas que con anterioridad no se planteaban. Si el bebé tarda en emitir sonidos, comienzan las preocupaciones por si escucha bien, si no nos sigue con la mirada nos preocupa un posible problema de visión, si tarda en caminar o si no habla bien del todo, hace que se despierte una señal de alerta en los padres.

Cada niño tiene un ritmo de desarrollo y que no haga determinadas cosas que otros niños de la misma edad hacen no significa que pueda existir un problema, solo que cada niño lleva su ritmo y no hay comparación alguna entre ellos.

Los juguetes son los perfectos aliados para padres e hijos en resolver este tipo de problemas. Antes de alertarnos por notar un retraso en el desarrollo de nuestro hijo, debemos estimular  con juegos y juguetes para intentar acelerar el desarrollo de la habilidad que creemos afectada.

El habla es una de las habilidades fundamentales en la comunicación y relación entre niños. Es importante que se desarrolle bien el habla y para conseguirlo hay multitud de juegos y ejercicios disponibles para conseguir que el niño hable sin dificultad.

Hemos hecho una selección de juguetes que ayudan a estimular el habla, que se pueden comprar en cualquier juguetería online y pueden ayudarnos a solucionar el problema del niño.

-          Juguetes de desempeñar un rol. A los niños les encantan jugar a desempeñar roles de profesiones que ven en los adultos. Jugar a los médicos, a policías o las casitas ha sido una acción que todos hemos desempeñado en la niñez. Con esto conseguimos que el niño sin darse cuenta, esté practicando ejercicios con el habla de forma que se le está estimulando y a la vez mejora las relaciones con otros niños mientras juega. Las cocinitas de madera y todos los complementos que conlleva: frutas de madera, cesta de comida de madera, junto a los cubiertos de madera o accesorios de la cocinita son elementos indispensables para establecer un juego completo y estimulante. El niño pasa a describir lo que tiene en la cocina, el plato a preparar y juega a servir la comida a su comensal. Todo esto hace que desarrolle el habla en palabras básicas y usadas a diario en casa. A su vez, si nos involucramos en su juego, podemos explicarles cómo se hacen recetas y que ellos nos la den junto a los alimentos y así estimulamos más la comunicación.

-          Juegos o dados para crear historias. Venden unos juegos de dados para crear historias. Está formado por nueve dados donde en cada cara de cada dado hay un dibujo. El juego consiste en tirar los dados a la mesa y con los dibujos que aparecen el niño tiene que crear una historia con sentido. Según la edad del niño se usaran más o menos dados en el juego, porque a más número de dados mayor dificultad para que el niño cree la historia. Basado en lo mismo hay otros juegos de crear historias pero en lugar de dados, hay cartas. De una baraja de cartas con dibujo sacamos al azar el número de cartas que creemos oportunos según la dificultad que queramos dar, y debemos crear la historia. Este juego es muy educativo en muchos aspectos ya que además de ser un juego que desarrolla el habla y la comunicación en niños, desarrolla la creatividad y comprensión y la secuencia de historias ya que esto último resulta muy complicado a los niños. No saben cómo ordenar las secuencias para luego relatarlas.

-          Robot Robi. Es un muñeco con forma de robot de la marca Fisher Price. Este robot no se basa en emitir sonidos, palabras y frases como la mayoría de los que venden. Este robot incita al niño a hablar, convirtiendo en canción las palabras y frases que el niño dice. El robot Robi estimula el habla de forma directa. Es un juguete perfecto para estimular el habla a la vez que juega.

-          Juegos para trabajar las emociones. Los juegos de El Monstruo de Colores son divertidos juegos de mesa donde se trabajan emociones y otros aspectos como la empatía, la comunicación, la identificación de emociones y la conciencia emocional. Trabajar las emociones del niño hace que se trabaje en el habla y en la comunicación del niño de forma paralela.

-          Juego de mesa ¿Quién es quién?. Es un juego que lleva en el mercado muchos años y siempre triunfa. Es un divertido juego de mesa que se convierte en básico para estimular el habla de los niños. El tener que describir a los personajes en forma de preguntas lo convierte en un juego sencillo para jugar, que solo requiere de dos jugadores  y que basa toda su esencia en la comunicación entre jugadores, por esto es tan bueno para desarrollar el habla. Potencia los turnos de palabras tan esenciales en la comunicación, vocabulario, pensamientos deductivos, el concepto y comprensión de frases negativas que se hacen más complicadas de entender y aprender a frustrarse cuando se pierde en el juego.

-          Micrófonos y karaokes. A hablar se aprende hablando y cantar lo podemos entender en este caso como una  forma divertida de hablar.  A los niños les encantan bailar y coger un micrófono donde cantar sus canciones preferidas. Pues esto es un juego totalmente recomendable en un niño si se quiere estimular el habla. Ellos se escuchan a si mismos  a través del micrófono por lo que pueden incluso autocorregirse cuando hacen una mala pronunciación de alguna palabra.

Como veis hay muchos juguetes para estimular el habla y la comunicación en niños y son muy divertidos para que sin darse cuenta aprendan jugando. Esta selección solo son algunos de todos los que hay donde no debe faltar nunca los ratos de lectura. Los libros son fundamentales para estimular la comunicación, por lo que ningún niño debe e quedarse sin leer.  Elige el que más pueda enganchar al niño y a pasar un rato divertido mientras que le ayudamos a mejorar su habla.