Uso de Cookies

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies.

Pulse la X para dejar de visualizar este mensaje.

El juego que define la personalidad del niño

person Publicado por: Juguetoon Bahia list En: Juguetes para todos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 75

Sabemos que el juego tiene un papel fundamental en el desarrollo del niño. Pero también el juego puede aportarnos más datos sobre la personalidad de nuestro hijo. Mientras nuestro hijo juega, podemos observar muchas conductas que nos dan pistas de como es y de cómo se puede comportar con otros niños cuando nosotros no estamos delante.

El tipo de juego que el niño elija, nos da a conocer sus preferencias, su forma de desenvolverse, por lo que es una forma efectiva para saber más sobre la personalidad de nuestros hijos.

El desarrollo infantil tiene un vínculo importante con el juego, ya que ayuda a construir su personalidad y sus habilidades sociales, además del desarrollo de otro tipos de capacidades fundamentales para un buen desarrollo de la persona, como motricidad, concentración, conceptos básicos,…

La capacidad del desarrollo de la imaginación que ofrece el juego, nos define valores e intereses en los niños. Muchos niños juegan a imitar a sus ídolos, ya sean cantantes, futbolistas o sus youtubers favoritos. EL juego de imitación, nos dice mucho acerca de sus preferencias y gustos y que es lo que en un futuro les gustaría conseguir o llegar a ser.

El papel que adopta el niño durante el juego con otros niños también los define y nos da pistas sobre su forma de ser. Hay niños que tienen carácter de líder, que son capaces de dirigir el juego y a otros niños que jueguen con ellos, de forma que son los que van guiando como quieren que transcurra el juego. Estos niños son más extrovertidos y con una personalidad potente. En cambio hay otros niños que durante el juego colectivo se quedan más rezagados, adoptando un papel secundario. Esto no quiere decir que no se diviertan y no se lo pasen bien, simplemente nos da a conocer que son personas más conformistas y les gusta menos el protagonismo. Tienen carácter de seguidores.

Según la personalidad que ves en tus hijos, podemos proponerles juegos con los que van a sentirse más atraídos, y por tanto, van a despertar en ellos más interés.

Para niños tranquilos, a los que les encanta crear, dibujar, colorear, leer, niños que prefieren jugar sentados y de forma individual, los juegos que proponemos que pensamos que pueden interesarles a la vez que van a estimular sus gustos y con ello su desarrollo son:

-           Juegos de plastilinas donde pueden crear todo tipo de objetos para jugar y divertirse un rato. La plastilina es un juguete que además de desarrollar la motricidad fina consigue que los niños hagan recreaciones de animales, objetos, flores o simplemente figuras que imaginan en su cabeza y desarrollan con sus manos.

-           Los juegos de colorear con pinceles y pinturas,  rotuladores o lápices. Cualquier dibujo que hagan de temática libre nos va a decir más del niño que cualquier pregunta que le hagamos. Y si mientras va dibujando y coloreando nosotros le vamos preguntando que es y por qué lo dibuja de esa manera o lo colorea de otra, el niño nos va dando más información verbal de cómo ve las cosas que dibuja.

-          Libros. Leer junto a tus hijos es una de las mejores actividades que puedes aportar a un niño creativo y tranquilo. La lectura despierta mucho interés en niños que quieren saber y aporta muchísimos beneficios conocidos ya por todos. La elección del libro y las preguntas que le pueden surgir al niño, nos dice mucho de él y de sus inquietudes.

Para niños aventureros, los juegos que más les divierten son los que se desarrollan al aire libre. Todo lo que sea más arriesgado es lo que más les llama la atención. Trepar árboles, saltar desde una altura considerada pero no peligrosa les gusta mucho. Por eso, nosotros optamos por proponerles juegos como las camas elásticas de exterior, donde los niños saltan y hacen piruetas arriesgadas, pero sin peligro, o toboganes de las piscinas desmontables. Ahí los niños se lo pasan en grande, queman energías y ves que lo suyo es el riesgo, pero eso sí, sin peligro.

Para niños activos, que no se sientan y no paran quietos, los juegos de deporte son los que mejor los entretienen. A un niño activo no podemos mantenerlos sentados más de diez minutos. Empiezan a jugar con un juguete y lo cambian por otro constantemente de forma que nunca terminan ningún juego. Este tipo de niño lo juguetes que mejor los definen son los deportivos. Un balón para jugar a algún deporte, un set de pistolas con quien competir o jugar a policías y ladrones o una bicicleta son una buena elección. Este tipo de juguetes deportivos, además de tenerlos entretenidos, le fomentan una vida saludable donde el deporte cobra un papel fundamental , favorecen el desarrollo físico y mental del niño.

Para niños que hablan mucho, que son muy charlatanes y les gusta preguntarlo todo, los juegos de mesa son los que mejor van con su personalidad. Juegos de mesa hay multitud y según sus preferencias podemos elegir unos u otros. Y ¿por qué los juegos de mesas son perfectos para los charlatanes? Pues porque este tipo de juegos se juega acompañado, es un juego colectivo donde todos están centrados en la misma cosa y por norma general hay que entablar conversación entre los participantes.

Para niños tímidos, los mejores juegos son los de imitación. A un niño tímido le cuesta entablar conversación con otros niños y tienden a esconderse y no relacionarse con otros niños por vergüenza. Para que el niño vaya superando esto, no hay que forzarle a que esté con otros niños. Debemos crearle un ambiente donde se sienta cómodo y vaya mostrando su forma de ser. Una forma para conseguirlo es invitar a niños a casa. Preguntarle a que niño invitamos a casa a jugar y que se vaya soltando y mostrándose poco a poco con este amiguito. Dentro de su ambiente, con sus juguetes y sin otros niños con los que “competir” para captar su atención. De esta manera el niño se mostrará más confiado y con menos prejuicios a la hora de jugar. Ofrecerles disfraces para que imiten a otros personajes es una gran idea y se divertirán mucho jugando.

Con esto vemos lo importante que es el juego, que por un lado nos da pistas de cómo es la personalidad de nuestros hijos y por otro, a través del juego, podemos canalizar sus gustos según su forma de ser.