Uso de Cookies

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies.

Pulse la X para dejar de visualizar este mensaje.

Beneficios de los Juguetes de Construcción

person Publicado por: Juguetoon Bahía list En: Juguetes para todos En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 167

Aunque la industria de las jugueterías avanzan y se van actualizando, hay unos juguetes que son un clásico y nunca pasan de moda, los juegos de construcción. Estos juegos siempre son un acierto a la hora de regalar y aunque su base sea la misma, construir o apilar piezas para recrear algún objeto, han evolucionado en formas, mecanismos  y efectos junto a las tendencias actuales.

A los niños les entusiasma construir, apilar, destrozar y empezar de nuevo una construcción. Es un juego basado en el ensayo error por lo que desarrollan muchas capacidades cognitivas favorables para el desarrollo del niño.

Vamos a pasar a enumerar todos los beneficios que aporta este tipo de juguetes.

1.Desarrollo de la capacidad óculo-manual y la psicomotricidad fina. Estos juguetes ayudan a desarrollar la destreza manual, fundamental para las tareas de la vida cotidiana. Se consigue mayor precisión de movimientos manuales gracias al desarrollo de la musculatura de las manos y dedos y todo esto favorecerá al niño en la escuela cuando empiece a escribir.

2.Desarrollo de la creatividad. La versatilidad que tienen las piezas de los juegos de construcción, hacen que pongan en marcha su imaginación y sean capaces de crear diferentes escenarios en distintos momentos. Un niño es capaz de construir un enorme castillo y otro día recrear con el mismo juego y las mismas piezas una cocinita y al día siguiente formar un zoo con esas mismas piezas. De ahí que se fomente el  juego simbólico con este tipo de juguete de construcción.

3.Aprender matemáticas y geometría y leyes físicas. Si algo bueno tiene estos juegos de construcción es que interiorizan de forma desapercibida conceptos matemáticos basados en figuras geométricas: círculos, cuadrados, triángulos, rectángulos, cubos,… pero también interiorizan conceptos tipo simetría, equivalencias, equilibrio o proporciones. Los juegos de construcción magnéticos se encargan de poder entender conceptos más abstractos de leyes físicas, como el de atracción y repulsión.

4.Favorece la atención y concentración. Estos juegos requieren que el niño esté centrado en conseguir su objetivo y en ser capaz de coordinar distintos movimientos y no equivocarse a la hora de realizarlos para que su construcción no se desmonte.

5.Fomentan el desarrollo de una buena autoestima. A veces, las construcciones no terminan como uno quiere y acaban desmontándose o no se llega a conseguir el objetivo que en principio se había planteado. Con esto se consigue que el niño sea más tolerante a la frustración y a su vez ponga más empeño en conseguir lo imaginado. Ahora bien, cuando las cosas salen como el niño quiere, y se ven capaces de hacerlo y de hecho lo consiguen, su nivel de autoestima se ve reforzado.

6.Fomenta la cooperación, la colaboración y el respeto a las normas. Es un juego colaborativo, donde niños, hermanos o padres trabajan por conseguir un objetivo en común y es necesario para ello, desarrollar sus habilidades sociales. Surgirán conflictos tipo “me toca a mí primero”, “ahí no quiero poner la pieza” que deben aprender a empatizar.

7. Permite enseñarles los conceptos de ordenar y recoger. Jugar donde no hay orden y está todo desorganizado se convierte en algo caótico y más cuando el juego en sí está formado por un montón de piezas sueltas. Con estos juguetes  vamos a aprender de la importancia que tiene la organización del  juego a la hora de recoger.

Tipos de juegos de construcción.

Los juguetes de construcción los hay de muchos tipos y adaptados a distintas edades. El  tipo y tamaño de las piezas, los colores y los materiales de los que están fabricados se ajustan al rango de edad al que va dirigido el juego.

Construcciones de bloques apilables

Los juegos de construcciones apilables están pensados para introducirlos a edades tempranas. Están formados por piezas que se dejan caer unas encimas de las otras y por acción de la gravedad y su propio peso de mantienen apiladas. Es un juego que se puede introducir a partir de los seis meses de edad donde el niño empieza a adquirir destreza a la hora de agarrar y soltar objetos. Los juegos de construcción para estas edades están formados por piezas blandas, que no puedan resultar lesivas para el pequeño. Algunas van decoradas con figuras sencillas y colores llamativos que capten la atención dl niño. En ocasiones llevan objetos sonoros, tipo cascabel para que estimulen más al bebé.

Para un rango de edad un poco mayor, de tres a ocho años aproximadamente, hay juegos apilables de madera. Son los típicos cubos de madera con figuras geométricas de colores que vas apilando y construyendo diferentes formas, tipo castillos y murallas. Suelen ser piezas más pequeñas en tamaño y con muchas formas. Algunas traen figuras de madera para desarrollar un juego algo más simbólico.

Construcciones de bloques encajables

Este tipo de juegos traen bloques con unas formas que al hacer presión sobre ellos, hacen que encajen unos con otros. De esta forma se crea una única pieza conjunta que no se desmonta a menos que con presión quieras desmontarla tú. Son los tipos Mega Blocks, Duplo o Legos entre muchos otros. Van encaminados a niños con un rango de edad comprendido desde los tres años de edad, aunque algunas marcas han desarrollado algunos de piezas blandas y de mayor tamaño para que sean más intuitivos y niños pequeños puedan jugar con ellos.

Van encaminadas a crear objetos siguiendo una serie de instrucciones e indicando que pieza es la necesaria para formar las diferentes partes de la creación. Aunque hay niños muy creativos que son capaces de dejar a un lado las instrucciones y hacer su propia figura.

Construcciones con ensamblaje

Esos juegos son los que requieren herramientas para construir el propio juguete. También se rige por una serie de instrucciones y normas para llegar a formar el objeto indicado. Son los tipo Mecano, que además, traen una serie de mecanismos para forma, por ejemplos coches, que se puedan dirigir. Se clasifican en función de la dificultad que tenga el objeto a construir en cuestión.

En definitiva, como veis, los juguetes de construcción tienen mucho que aportar a los niños y proporcionan un montón de ventajas para su desarrollo integral. No solo son un montón de piezas desparramadas por el suelo. La diversidad hace que siempre haya un juego de construcción que sea compatible para cada niño.